6/1/12

Crisis asociativa

Estamos en un momento de crisis en las relaciones interpersonales. Vivimos en un sistema político, económico, social y cultural que nos lleva al individualismo y al aislamiento.

Los medios de comunicación, Internet, las redes sociales, etc. nos crean un falso clima de comunicación, ya que estimulan que cada uno se quede en su casa, sin salir y relacionarse en forma personal. Cliquear “me gusta” va reemplazando a una sonrisa o una palmada en el hombro.

“Cuidate”, “nada”..

Normalmente, es la juventud la que modifica el lenguaje. Con la idea de crear un código propio que los identifique, los jóvenes arman su propio idioma, con expresiones que significan otra cosa que la acepción literal u original. Después, los adultos que quieren parecerse a los jóvenes, los copian mal, tergiversan el sentido que éstos le dieron y así difunden las nuevas palabras o expresiones por el resto del espectro social.

“Cuidate” y “nada” son dos de esas voces que se han puesto de moda, con un significado distinto al original, que expresa muy claro al inconciente colectivo actual.

El tercer sentimiento


¿Cuántas veces vemos casos en que las personas dicen amarse, pero se dañan entre sí? ¿Por qué? Porque en verdad, parece pero no es amor. Tampoco se odian. Es el tercer sentimiento.

Los temas de conversación de la gente

¿De qué hablan las personas? En la imagen adjunta, vemos una pirámide que representa de qué hablan las personas cuando se reúnen:

a) en el estamento intelectualmente más bajo o elemental, el más numeroso, las personas hablan de otras personas. Es lo que llamamos vulgarmente chusmerío: ¿Viste lo que dijo Fulano?, Me parece que Mengano no sale más con Zutana. Perengano no sé quién se cree que es…

El cuerpo y las decisiones

A menudo nos pasa que nos cuesta tomar decisiones. Ello puede pasar por múltiples causas, pero sobre todo porque no queremos perder nada.

Ello ocurre porque ponemos todo en el mismo plano. Pero no todo es igualmente valorable. Hay cosas principales y accesorias. ¿Cómo distinguirlas?

Muchas veces escuchamos la frase mi corazón me dice que sí, pero la cabeza me dice que no…y es verdad, hay situaciones que si las analizamos fríamente, nos llevan a decisiones diferentes que si actuamos en base a nuestros impulsos emocionales.

Para determinar qué es más importante, el cuerpo nos orienta. Observemos el cuerpo humano, en posición de parado. Qué está arriba y qué está abajo. Y qué simboliza cada parte del cuerpo.

Es un juego, no un dogma. Tomémoslo como tal…